Que es el Mouse

Todos los días trabajamos con el mouse para utilizar la computadora, y se ha vuelto tan imprescindible en los entornos gráficos de hoy en día que si se daña o no funciona es casi seguro que no puedas trabajar con tu computadora, pero ¿Qué es el Mouse o Ratón? 

El mouse o ratón de una computadora es un dispositivo periférico que consta de dos partes fundamentales el hardware y software; el hardware o parte física es la que se parece a un ratón de ahí su nombre en el idioma ingles.
Las partes de un mouse son comúnmente un botón izquierdo, un botón derecho, una rueda o scroll, y un sistema indicador de posición como se muestra en la imagen siguiente.

Partes de un Mouse o Ratón 

Internamente está compuesto de una tarjeta electrónica que codifica el desplazamiento del sistema indicador de posición cada vez que se realiza un movimiento con el mouse, el cual es transformado en lenguaje de máquina para ser enviado a la computadora.

El software del mouse está compuesto de un controlador que tiene como función recibir los desplazamientos del mouse que la tarjeta electrónica del hardware ha codificado, y un puntero que se visualiza en la pantalla cuando se trabaja con la computadora y con el cual se percibe los desplazamientos del mouse cada vez que lo mueves. 

 Ambas partes del mouse, hardware y software trabajan en conjunto para conseguir que se pueda seleccionar un objeto, un texto, una imagen, y en general cualquier parte de la pantalla que se encuentre activa en el momento de estar trabajando en la computadora. Los tipos de mouse que existen son básicamente electromecánicos, ópticos, alambricos, e inalámbricos, como se muestra en la siguiente imagen.


Tipos de Mouse o Ratón 

Hay algunos otros que son de uso específico para alguna aplicación como los mouse para juegos, laser, con teclado númerico, para el pie entre otros.


Tipos Especiales de Mouse o Ratón 

Con el paso del tiempo y el avance tecnológico el mouse ha ido mejorando, y cada día se presentan nuevos diseños con los cuales los fabricantes nos sorprenden; sin lugar a duda cada quien opta por el que mejor le favorece.